01 septiembre 2007

Casa del Agua

Después de varios meses esperando (pues su apertura estaba prevista, inicialmente, para el mes de abril) incluso después de haber abonado la inscripción (que se apresuraron a cobrar hace semanas a pesar del retraso en la inauguración de las instalaciones), por fin la Casa del Agua coruñesa ha abierto sus puertas. Ha sido esta semana que acaba, aunque sólo para unos pocos. Concretamente, aquéllos ansiosos que más se habían apresurado a preinscribirse cuando el plazo se abrió allá por el mes de enero. Entre hoy y el próximo día 15 todos los socios podrán ir, paulatinamente, accediendo por fin a este centro que combina el deporte y la relajación.

Para bien o para mal, calvaris y yo nos contamos entre el grupo de los ansiosos. Así que toda esta semana hemos estado sirviendo de usuarios-cobaya: estrenando vestuarios y piscinas, usando máquinas y pesas por primera vez, inaugurando jacuzzis y saunas. Y el balance, al margen de una sensacion extraña entre el cansancio y la vitalidad, ha sido satisfactoriamente positivo.

El acceso a las instalaciones, ya sean de la modalidad sport (gimnasio y piscina olímpica) o talaso (piscinas activas de agua salada y saunas), se hace a través de unos tornos que se activan tras la comprobación de la huella dactilar. No es el sistema más rápido del mundo, pero al menos te permite llegar con tu bolsa en la mano y evitar la clásica escena de busco-y-rebusco-intentando-encontrar-algo. Como nosotros nos hemos apuntado, en principio, a ambas actividades y, aprovechando que durante esta semana todavía hacíamos horario intensivo, hemos completado cada tarde una rutina consistente en llegar, machacarnos una horita a base de ejercicios cardiovasculares y máquinas del infierno, y recompensarnos posteriormente con una generosa sesión de piscinas con chorros, remolinos, camas de burbujas, sillones de hidromasaje, jacuzzis, bañeras de contraste y saunas de todo tipo. Y la verdad es que ha resultado ser una combinación perfecta, porque a pesar de que hemos pasado de un nivel de actividad fundamentalmente sedentario a una hora de gimnasio diaria, hemos podido esquivar agujetas y otros incómodos efectos secundarios del deporte para no asiduos, a base de una relajante combinación de agua marina a diferentes presiones y temperaturas.

Aunque separadas, las distintas áreas (sport, talaso y club, un área restringida para los más exquisitos) están conectadas, también a través de tornos. Casa del Agua: Talaso (piscina activa) Cada una de ellas tiene sus propios vestuarios, pero al poder circular de una a otra se puede hacer uso de los que más convengan, motivo por el que hemos estado usando los vestidores mixtos de la zona talaso. Se trata la habitual zona con taquillas, que cuenta además con unas cabinas para cambiarse, con puertas a ambos lados que se atrancan al desplegar el banco interior. Eso sí, la zona de baños y duchas está separada por sexos, con posibilidad de elegir, en cada caso, entre la ducha comunal o la mayor privacidad de las duchas individuales. Completan el mobiliario del lugar algunos (escasos) secadores de pelo y máquinas de bebidas isotónicas. En cuanto a las áreas en sí mismas, en la de sport se encuentran distintas salas de actividades, donde según el horario se ofrecen clases de aerobic, step, sportbike, pump, GAP, tono, yoga... y una amplia sala común donde se ubican las bicicletas estáticas, cintas, pesas, etc. Por su parte, la de talaso se centra en una gran piscina "activa" (con camas de burbujas, sillones de hidromasaje, chorros a diferentes presiones, remolinos...) rodeada de cuatro jacuzzis a diferentes temperaturas (desde los 28 hasta los 36 grados, incluyendo el llamado "de los valientes", con agua fría), junto con una zona de las saunas (de vapor, semihúmedas y finlandesa) y otra de tonificación con chorros de gravedad y bañeras de contraste (en este caso entre los 18 y los 30 grados, también con un estanco de agua fría). Completan el recorrido dos zonas exteriores con tumbonas, una acompañada de una piscina de hidromasaje a temperatura ambiente y la otra incluyendo lo que han denominado rotenburo (que no es más que una piscina exterior decorada al estilo japonés, con agua templada). Por lo demás, sólo queda reseñar la extrema amabilidad del personal deportivo y de socorro, siempre dispuestos a informar y ayudar, explicar el funcionamiento incontables veces, asesorar y aconsejar.

He de reconocer que, tras las expectativas creadas, muy mermadas por los meses de espera, mi actitud antes del pasado lunes era más bien de escepticismo. Una semana más tarde, creo que puedo presentarme como una usuaria satisfecha, lo que espero que me convierta además en una usuaria constante... ¡aunque sea por la promesa del relajante baño entre burbujas después del extenuante ejercicio!

10 comentarios:

  1. Van a ficharte los encargados del marketing del lugar este. Con tremenda descripción has conseguido que llegue a sentir cierto cosquilleo/curiosidad por el lugar :)

    ResponderEliminar
  2. Lo malo de ir con huella digital es que no puedes dejarle tu tarjeta a otro para que se cuele XD

    ResponderEliminar
  3. Aí está a saír a picaresca española... Algún día escribirei o post de por que Alemaña mola e España apesta.

    Por certo, a min apúntenme como outro usuario satisfeitísimo.

    ResponderEliminar
  4. Eso digo yo... ya está bien de querer entrar de morro a los sitios! A pagar, como todo el mundo. Yo también soy usuaria ed Termaria, os invito a visitar mi blog y a que leais lo que cuento de La Casa del Agua. Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. He hecho algunos cambios en mi blog, en la entrada sobre La Casa del Agua en lo que a las fotos se refiere. He quitado las imágenes de la entrada del blog, y las he colocado todas, junto con otras nuevas, aquí:

    http://elrincondehariel.spaces.live.com/photos/cns!DD36AC44D9A4CFCA!656/

    Es decir, están en el apartado de "FOTOS", pues no sé por qué, a veces las imágenes que coloqué como complemento a lo que escribí, no se veían. Así es que he optado por quitarlas de la entrada.

    ResponderEliminar
  6. Hola, estoy muy contenta en lo que respecta a los monitores de la casa del agua, creo que son muy profesionales y siempre que les pregunto alguna duda, responden con amabilidad. Las clases también me parecen divertidas, sí es verdad que a última hora están masificadaspero como yo voy por las mañanas, no tengo ese problema.
    Ahora, lo que me parece indignante y que no tiene perdón después de casi un año y medio de funcionamiento, es la mala instalación de las duchas, a mi el 90 % de las veces ME SALE CONGLEADA EL AGUA Y MUY POCA CANTIDAD, ESTÁ TAN PEGADA A LA PARED EL TELFONILLO DE LA DUCHA que casi tienes que rozar con todo tu cuerpo en la pared para que la poca agua ( y fría) que cae, lo haga encima de ti y lo paso fatal. Además, cuando llegas a la zona de las taquillas muchas veces está el aire acondicionado encendido encima de ti y si no te has cogido de milagro catarro por la ducha fría, lo acabas cogiendo cuando te vistes. He escrito un montón de cartas de protesta pero no hacen ni **** caso y yo me pregunto si a alguien se le ocurre alguna idea para hacer una protesta en conjunto o algo así. He hablado de este tema con otra gente y creo que este problema es común para muchos usuarios de la casa del agua. Este problema viene sucediendo desde el día que abrió la instalación y yo no se quién es el responsable, pero me gustaría que nos diera una explicación porque como usuaria de termaria tengo la obligación de pagar los recibos mensuales y de cumplir las normas de funcionamiento, y los responsables de la explotación tienen el deber para con los usuarios de solucionar los problemas de funcionamiento. Estoy canasada de protestar en recepción a unas chicas que nada tienen que ver con esto y que lo único que saben hacer es darme una hoja para perder el tiempo poniendo mis quejas, porque soy consciente de que la solución no debe ser fácil pero señores:
    Creen ustedes que es normal en una instalación nueva, pagando una cuota mensual de 54 euros que después de 17 meses de funcionamiento SIGAMOS DUCHANDONOS EL 90% DE LAS VECES EN AGUA CONGELADA Y EL OTRO 10 % EN AGUA TAN CALIENTE QUE TE LLEGA A QUEMAR? Hay que hacer algo ya!!!

    ResponderEliminar
  7. Coincido con tu evaluación sobre los monitores, son amables hasta "echando broncas" por hacer el vago ^_^.

    Curioso lo que comentas sobre las duchas... mi experiencia siempre ha sido la contraria, agua muy caliente, a veces demasiado... pero fría nunca me ha pasado :-? Me parece mucha casualidad que siempre caiga yo en el 10%, ¿hablas de las duchas de sport, en las de la piscina, o en las de talaso?

    ResponderEliminar
  8. Hablo de las duchas de talaso y muchas veces las de la piscina. Las de Sport no las he utilizado porque siempre voy a nadar después del gimnasio.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Pues igual que yo, tampoco he usado nunca las de sport (lo de irse a las burbujas después tiene muchos fans ;-)). La verdad, me sigue chocando que no me haya pasado, pero en cualquier caso tienes toda la razón en que deberían hacer algo de caso a las reclamaciones de sus usuarios, que no pagan precisamente dos céntimos por ser socios >:-(.

    ResponderEliminar