19 agosto 2007

LOTR: La exposición

Esta semana que ya acaba, aprovechando el festivo que tuvimos en medio y medio, nos decidimos por fin a visitar las dos sedes de la exposición sobre la trilogía de El Señor de los Anillos que termina su gira mundial en esta esquina del mundo. Me encantaría poder poner aquí alguna foto que os animase a visitarla, pero lamentablemente la prohibición de utilizar cámaras en los recintos (y la estrecha vigilancia al respecto) lo ha impedido. Con todo, no puedo dejar de redactar aquí un apunte en el que conste que, por un par de euros, merece la pena echar un vistazo a lo que queda después de una gran superproducción como ESDLA.

Tengo que decir que, después de haber visto las dos, creo que están un poco desbalanceadas. Personalmente, me pareció que la de A Coruña concentra no sólo más cosas, sino más interesantes y variadas. En Santiago abundan los trajes, armaduras y equipaciones, que se complementan con dibujos y bocetos de paisajes y emplazamientos. Se echan de menos maquetas como la del troll de las cavernas, la de Bárbol o el hiperrealista Boromir que pueden verse en Coruña, o elementos interactivos como el stand donde dos amigos pueden verse en perspectiva de suerte que uno parezca dos veces del tamaño del otro. Cierto es que en Santiago está la sección correspondiente a Smeágol/Gollum, pero la verdad es que pierde al lado de la recreación de El Señor Oscuro y su Anillo, presentes en la capital herculina.

Ambas exposiciones están también sembradas de vídeos con diferentes aspectos del "cómo se hizo" de las tres películas, reportajes que sonarán familiares a quienes sean afortunados poseedores de las versiones del coleccionista de los DVDs de la saga, pues son ni más ni menos que extractos de las horas y horas de material extra que éstos incluyen.

En cualquier caso, recordad tenéis hasta el 16 de septiembre para daros una vuelta por ellas :-).

5 comentarios:

  1. Eu só fun a de Santiago, e non vexo o momento de ir ata a Coruña a ver a outra. Todo o mundo me dixo que a de a Coruña era moito mellor... E iso que xa disfrutei moito coa de Santiago. Sen dúbida, para todos aqueles que lles guste o Señor dos Aneis, teñen que ir ás dúas exposicións, merece a pena!

    ResponderEliminar
  2. Pois si, eu creo que merece a pena o paseo. Que conste que aínda que soubera exactamente como era a de Santiago, iría igual O:-).

    O que non podo evitar criticar, agora que lembro, é o de sempre neste tipo de acontecementos, que é o prezo do merchandising. Para sermos xustos, hai que recoñecer que o prezo das entradas está moi ben, é barato comparado con moitísimas outras ofertas culturais, aínda que está na liña de museos e exposicións de gama media. Fronte a iso, cobrar 25 euros por unha camiseta nunca deixará de parecerme un roubo :-S.

    ResponderEliminar
  3. Lo cierto es que lo que no acabo de entender bien es pq cobran en esta exposición y en las otras no. Se ve que con esta esperan ganar dinero.

    ResponderEliminar
  4. :-m Bueno, quizás es que la entrada es realmente cara y sólo "se pueden permitir" financiarla hasta que queda en 2/3 €... :-?

    ResponderEliminar
  5. Yo también he visto las dos exposiciones y coincido contigo en todo lo que cuentas. La de Santiago es minúscula en comparación con la de Coruña.

    ResponderEliminar