10 noviembre 2007

Nacimientos

Como decía en mi anterior mensaje, una de las cosas más señaladas que han ocurrido en las últimas semanas tiene que ver con nacimientos. El primero de ellos tuvo lugar la noche antes de marcharnos a Chile, de suerte que tuvimos que esperar dos largas semanas para poder conocer al pequeño recién llegado. Él resultó ser una tierna personita más bien tranquila y dormilona, como muchos a su edad, pero en estas pocas semanas ya nos deleita con todo tipo de anécdotas aún sin ser consciente de ellas. Y es que el pobre cargará para siempre con la cruz de ser el primer bebé de una pareja perteneciente a nuestro círculo más cercano de amigos; es decir, que estará echado a perder antes de cumplir los dos años, os lo aseguro ^_^. Para calmar nuestras conciencias siempre podemos contarle que el mismo día que él finalmente nació (después de semanas de contenida impaciencia por salir a ver mundo), pero 538 años antes, tenía lugar la entrevista entre Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla, en la que decidirían su matrimonio. Mucho después, en 1860, pero también un 11 de octubre, cruzaron las fronteras españolas los primeros 60 kg de uranio enriquecido para ser usados en investigación y experimentación, trayendo la era atómica a este lado de los Pirineos. Sólo un par de años más tarde, en esa misma fecha, el Papa Juan XXIII inauguraba el Concilio Vaticano II. Y curiosamente, apenas hace 17 años, en 1990, España firmaba su adhesión a la Carta Mundial de los Derechos del Niño (de hecho, recuerdo perfectamente cómo ese año dedicamos múltiples actividades en el colegio a ese hecho... y hasta nos regalaron una "Constitución de los niños", que aún tengo en casa, ni más ni menos que un librito que explicaba esos derechos en lenguaje infantil y lleno de dibujitos...). Quién sabe, con toda esta información, quizás después de malcriarlo consigamos que se convierta en un erudito, o quizás en escritor, como Alberto Vázquez de Figueroa, con quien comparte efeméride.

Mas no creáis que sólo de este lado del charco ha habido alumbramientos. Poco después de nuestro regreso, hace once días, nació el hijo que dos de mis anfitriones en Houston estaban esperando. En este caso hubo que convencer al retoño (que ha sido también un varón, cerrando el trío de machotes que se inició el pasado 9 de septiembre) de que acá afuera no se está tan mal (o algo así), porque llevaba ya algunos días haciéndose el remolón desde que su mamá había salido de cuentas. Quién sabe, a lo mejor a este angelote de piel morena y ojos rasgados alguien le contó que tal día como el de su nacimiento, 69 años antes, las radios estadounidenses radiaban La guerra de los mundos, el famoso relato de H.G. Wells que desataría el pánico en varias ciudades, y no las tenía todas consigo a la hora de abandonar el claustro materno. Sin embargo, habrá de saber que el 30 de octubre es un día lleno de aniversarios históricos en este rinconcito de la vieja Europa. No en vano 194 años antes de que él naciese, pero en la misma fecha, la capitulación de las tropas francesas ponía fin a la Guerra de la Independencia española. Mucho más recientemente, en 1975, el entonces príncipe Juan Carlos de Borbón asumía la Jefatura del Estado por enfermedad del dictador Francisco Franco, que moriría poco después. Pero bueno, probablemente le hará más ilusión saber que comparte cumpleaños con Maradona... o se la haría si el fútbol no fuese un deporte minoritario en EE.UU. Sea como sea, sólo se librará de nuestras carantoñas porque nos separan varios miles de kilómetros.

Y como no hay dos sin tres, he de anunciar al mundo un último nacimiento, aunque en este caso sea virtual. Se trata del blog de Míriam, que se ha incorporado recientemente a este grupo de chalados que intentamos escapar del mundanal ruido y poner en orden nuestras ideas compartiendo con el mundo entero trocitos de nuestra vida y nuestros pensamientos. ¡Bienvenida sea ella también!

3 comentarios:

  1. Gracias laura por tu mención de mi blog!! Pero me he quedado con la duda.. si el primer nacimiento pertenece a tu círculo.. ¿ Conozco yo a los papas de la criatura??

    Ains que me agobia.. unos teniendo hijos y otras en una segunda adolescencia.. ;)

    UNbesito!! TQ.

    ResponderEliminar
  2. Pues no, directamente no los conoces porque no son de informática :-). Se trata de dos compañeros de carrera de una chica que sí conoces, novia de un compañero de clase.

    De todas formas, si quieres saber lo que es el agobio, prueba a enseñar a tus padres fotos de gente de tu edad con infantes de pocos días entre sus brazos. Todos los demás de la pandilla hemos aprendido que es lo peor que se puede hacer, ¡se transforman! X-D

    ResponderEliminar
  3. jajaja!! Bueno.. yo de momento no siento la llamada "genética" de la procreación.. Mis padres .. lo siento por ellos, pero tendrán que esperar.. ( y mucho) .. sino que se conformen con los perritos de mi hermana.. que dan mucho juego ;)

    ResponderEliminar