16 diciembre 2007

Los que casi ganamos

Como ya vine anunciando en sucesivas ocasiones en los últimos tiempos, finalmente ayer, sábado 15 de diciembre de 2007, tuvo lugar en el Auditorio de Galicia, en Santiago de Compostela, la constitución del Colexio Oficial de Enxeñaría en Informática de Galicia.

En el acto de constitución, además de exponerse la labor que la comisión gestora, encargada de realizar las actividades necesarias para culminar la constitución del colegio desde la promulgación de la ley de su creación hace ahora casi un año, se aprobaron los estatutos del mismo (junto con la totalidad de las enmiendas que se habían presentado al texto), y se realizaron las votaciones para elegir la primera junta directiva. De entre las dos candidaturas que se presentaban, una liderada por Fernando Suárez Lorenzo y la otra encabezada por María José Durán Domínguez, resultó elegida la primera, por un estrechísimo margen de 3 votos. No obstante el resultado, la victoria más importante de ayer fue para la colectividad gallega de ingenieros e ingenieras en informática, que demostró con su participación su grado de implicación, su voluntad de colaboración, su compromiso con la mejora de su profesión.

Igualdad tan pareja en los respaldos granjeados por cada uno de los grupos aspirantes se interpretó en líneas generales como un excelente síntoma de salud democrática, desvelando un escenario tan inesperado como interesante. El sabor dejado en ambos casos es, con todo, agridulce. Para los que tendrán que tomar las riendas y arrancar este importante proyecto, por saber que, añadidas a todas las responsabilidades que desde ayer asumen, tendrán la de convencer con sus actuaciones a esa otra mitad de los colegiados, a quienes no convencieron con el discurso de promesas de su campaña. Y para los que, con iguales dosis de ilusión y ganas de trabajar se quedaron en que casi ganaron, porque el verse librados de esas mismas responsabilidades es para ellos un pobre consuelo, ínfimamente suavizado por los corteses ofrecimientos de colaboración intercambiados tras hacerse público el escrutinio.

Sea como fuere, esta entrada no es un punto y final, sino sólo un punto y seguido. Esperemos que haya muchas y buenas cosas que comentar al respecto de este nuestro recién estrenado colegio profesional que, no siendo nunca tarde con buena dicha, ha comenzado su andadura.

1 comentario:

  1. Enhorabuena por el nuevo colegio, ahora, que sirva para mucho y no quede todo en un bonito nombre para una asociación.

    ResponderEliminar