20 mayo 2008

Toyama

A falta de una semana para que se cumpla un mes desde mi último post, mientras nuevas entregas de la serie La Independencia esperan ver la luz y sin olvidar llamar la atención de los lectores sobre el escándalo ballenero destapado en Japón hace unos días, no podía dejar pasar la ocasión de recomendar el nuevo restaurante de comida japonesa que ha abierto sus puertas recientemente en A Coruña.

Discretamente situado casi al lado del cruce entre la avenida General Sanjurjo y la calle Ramón y Cajal, el Toyama es probablemente una cafetería o bar reconvertido, sencilla y nada ostentosamente decorado con motivos orientales. El personal es de lo más amable, y la carta está repleta de bocados apetecibles que van desde las sopas hasta diferentes carnes al estilo teriyaki, pasando por un gran surtido de sushi (maki, niguiri, sashimi, etc.) y sin olvidar clásicos como los tallarines o el tempura. De lunes a viernes hay diferentes menús desde precios muy asequibles, y aunque pedir a la carta no es barato, resulta admisible y, después de catarlo, totalmente justificado. Quien se decida a probarlo no puede, eso sí, perderse los postres: todo un lujo para el paladar.

No es posible sino augurar que al Shouri le ha salido un claro competidor, para regocijo de quienes disfrutamos experimentando diferentes tipos de cocinas. Y no sólo eso, sino que parece que poco a poco las papilas gustativas de esta ciudad van dando su bendición a lo exótico, pues también se acaba de abrir un restaurante de comida asiática al lado de la playa de Riazor, del que he oído de momento sólo muy buenas palabras. ¡No va a quedar otro remedio que probarlo!

6 comentarios:

  1. Ay, no sé yo, no sé yo... Como para fiarse después de tu opinión sobre el asiático de Elvina... :P Pero na', que si hay sushi seguro que ya me gustará :D Esta semana mismo intentaré pasarme a ver.

    Respecto al asiático de Riazor, bueno, aunque sólo sea por comparación con su vecino Utopía, seguro que ya ganará de calle xD

    ResponderEliminar
  2. Querido amigo parrulo, no me hagas rebuscar en tu blog para encontrar, no hace tanto, aquellos mensajes donde denostabas tu ahora tan bien amada comida japonesa }:D. ¡Sin rencores! El paladar también se aprende a educarlo con los años ;-P.

    ResponderEliminar
  3. cuándo me llevas? cuándo me llevaS? jejeje. La próxima vez que quedemos para comer me tienes que llevar ahí, eh? que sólo de leerte se me hace la boca agua y son las nueve de la mañana, jejeje.

    ResponderEliminar
  4. ¡Sin problema! Ya sabes dónde estoy ;-).

    ResponderEliminar
  5. Bien, bien, bien... doy fe de las palabras de _luara_. Ambiente sencillo pero elegante y relación calidad/cantidad/variedad/precio excelente. Si se mantienen en esa línea, al japo del centro de ocio del puerto le ha salido competencia seria.

    Un único punto negativo: no facilitan cubiertos occidentales si no se piden explícitamente. Y miren, snobismos aparte, un tenenedor y un cuchillo son tecnologías muy superiores a un par de palos xD

    ResponderEliminar
  6. Me pesa decirte esto (por la parte que me toca), pero a nosotros sí que nos ofrecieron cubiertos X-D. O nos vieron patosos con los palillos, o a ti te vieron cara de experto en el tema ;-D.

    ResponderEliminar