28 noviembre 2008

2811 es... hoy

¿Recuerdan este post de hace varias semanas? Si entonces se preguntaron qué significaba, hoy su curiosidad quedará satisfecha. Pues hoy, 28/11/08, pocos instantes antes de que este mensaje vea la luz, calvaris y quien estas líneas escribe habremos contraído matrimonio civil en el registro civil de A Coruña.

De seguro que la afirmación anterior suscitará las más diversas reacciones por los más variados motivos, los más de ellos relacionados con lo inesperado de la noticia. Eso sólo significará que nuestra intención de materializar este enlace con sencillez y discreción ha sido culminada con éxito, siendo pues una razón añadida para nuestra alegría y satisfacción, que esperamos sea compartida por los lectores.

No obstante, sin importar con cuánta normalidad se intente conducir este tipo de eventos estrictamente personales, es inevitable que haya no sólo fugas incontroladas de información, sino también sujetos clarividentes, mentes preclaras... y un reducido grupo de personas cercanas que, en un momento u otro, entran en conocimiento de lo que se está gestando entre bambalinas. Con ellas hemos elaborado el ranking de las mejores reacciones:

  • Primer puesto: "¿Pero... cómo? ¿Con quién?" (MJ, querido miembro de nuestra pandilla, completamente descolocada tras escuchar que nos casábamos).
  • Segundo puesto: "¡QUIETOS TODOS!" (Parrulo, muy apreciado compañero y amigo, vía SMS después de unir algunos cabos y encajar todas las piezas).
  • Tercer puesto: "Qué fuerte, qué fuerte, qué fuerte, qué fuerte..." (Mati, prima inseparable, emulando repetidamente a Marty McFly).

Los aficionados a la numerología podrán descubrir que la fecha de hoy (como ocurre con la mayoría de números, en cualquier caso) aglutina una serie de simpáticas coincidencias, comenzando por la doble ocurrencia del ocho, que es la cantidad de años que llevamos como pareja. Veintiocho son los años que tiene él y los que cumpliré yo en 12 días. Casi infinitas relaciones pueden establecerse entre el 28, el 12, el 8, el 4 (número predilecto de calvaris) y por supuesto el 2. De entre ellas, me quedo con la curiosidad de que el 28 no es un número primo (aunque sí es la suma de los cinco primeros número primos), sino perfecto (es la suma de sus factores). Veintiocho son los días de febrero (segundo mes del año) en un año bisiesto, y también las fichas del dominó, puesto que también es un número triangular. Y así podría seguir...

En definitiva, el 28118 es el número que la lotería de la vida ha querido que juguemos este año y yo, que no soy aficionada al juego, siento que soy de antemano afortunada.

27 noviembre 2008

UDC-Bici

Este curso, la Universidade da Coruña ha puesto en marcha un programa de préstamo de bicicletas entre los miembros de su comunidad (estudiantes, profesorado y personal de administración y servicios). Hoy, después del período de incripción, en el que más de doscientas personas se mostraron interesadas en recibir una bicicleta en préstamo hasta el próximo mes de julio (además de cadenas y un casco), los ciclos serán entregados a sus primeros usuarios en el edificio Xoana Capdevielle del campus de Elviña. Desgraciadamente, he sido la persona número 76 en inscribirse y en esta primera edición sólo habrá 50 vehículos disponibles, por lo que pasaré a engrosar una lista de espera que tendrá tres veces más personas que usuarios. ¡Lástima! Toca esperar que el curso que viene se amplíe el parque de bicicletas para responder al nivel de aceptación que ha tenido la iniciativa entre el colectivo universitario.

Aunque parecen despertar cierto escepticismo a bote pronto, la experiencia demuestra que este tipo de programas siempre cosechan mayor participación de la esperada por parte de los organizadores. Según me cuentan, tal es el caso de iniciativas similares, como por ejemplo la campaña "Ferrol en bici" que el ayuntamiento de dicha ciudad puso en marcha el verano del año pasado. Proyectos similares funcionan también desde hace tiempo en muchas ciudades de nuestro país, como demuestra una rápida búsqueda en Google. Al menos en su arranque, parece que la UDC-Bici tendrá tanto éxito como todos ellos.

25 noviembre 2008

Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer

Violencia contra la mujer: tolerancia cero Hoy, por octavo año, vivimos el día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer. Ayer, el Ministerio de Igualdad publicó los datos provisionales de víctimas mortales por la llamada violencia de género en España durante el 2008.

El análisis de esos datos arroja luz sobre algunas sombras, tirando por tierra asunciones que hacemos, en muchas ocasiones, influenciados por el corte de las noticias que se reflejan en los medios de comunicación. Así pues, de los 57 asesinatos que se han producido este año, el 54,4% correspondió a mujeres de nacionalidad española, y en un 59,6% de los casos fueron protagonizados también por españoles. De las 57 víctimas, el 24,6% tenía entre 21 y 30 años, grupo de edad sólo superado en 1,7 puntos porcentuales por las mujeres entre 41 y 50 años. Por lo que respecta a los autores, los rangos 31-40 y 41-50 empatan con un 29,8% de incidencia. Además, un 29'9% intentó suicidarse (o lo consiguió) tras consumar su mortal agresión. En el 52,6% de los crímenes, no había relación de convivencia con el homicida, y hasta en un 56,1% la pareja mantenía una relación aparentemente normal. Geográficamente hablando, sólo Aragón, Cantabria y Extremadura (junto con Ceuta y Melilla) se libran de esta lacra social.

STOP malos tratos ás mulleres

24 noviembre 2008

El Circo

Este sábado pasado, como fiesta a modo de bienvenida (y otras celebraciones que se desvelarán a su debido tiempo), tuvimos ocasión de ir a cenar a un restaurante de nueva factura en la ciudad: el Circo. Si bien su ubicación se aleja de los núcleos habituales y su apariencia externa puede pasar perfectamente desapercibida, el interior del local no deja indiferente. Y como más vale una imagen que mil palabras, sustituyan a mil palabras mías estas dos excelentes fotografías del lugar: la entrada y el interior.

Mas no sólo la estética del lugar se sale de lo habitual (incluyendo las vestimentas de todo su personal), sino que la carta también incluye un buen número de sugerencias que huyen de lo común. No acudan esperando pedir una tapa de tortilla o el típico plato de pasta. En su lugar, prepárense a degustar filloas rellenas de grelos, flanes de hortalizas, berenjenas rellenas o tomates gratinados, por ejemplo. Con precios bastante razonables, de lo único que no puedo hablar es de los postres, ya que para la ocasión tuvimos una tarta especial, pero con toda probabilidad repetiremos y probaremos (sobre todo, porque otros blogs cantan sus maravillas).

22 noviembre 2008

Despedida pasada por nieve

Garfield

Ya estoy de vuelta tras un viaje de regreso sin incidentes ni anécdotas reseñables. Eso, si descontamos que ayer por la mañana, por primera vez este otoño, Göteborg amaneció cubierta de blanco, entre uno y dos centímetros de las primeras nieves de esta temporada. Y sólo pude verla y pisarla en el trecho del hotel del aeropuerto hasta la terminal. Como es comprensible, la tira cómica de Garfield de hoy me ha parecido tremendamente apropiada. Adoro las coincidencias y odio la mala suerte que tengo en lo que a la nieve se refiere.

20 noviembre 2008

El día después... y el día antes

Jueves 20 de noviembre, el día después de la anunciada huelga del sector informático español: momento de hacer balance.

Para no repetir lo que otros ya han compilado, enlazo aquí las primeras valoraciones publicadas en la web del CPEIG, donde se recoge la noticia de todos aquellos medios de comunicación que se han hecho eco de ella, además de una estimación del seguimiento por ciudades. Aunque los números aún son estimaciones incompletas, no puedo dejar de destacar el hecho de que el número de movilizados en A Coruña parece que sólo ha sido superado por Madrid. Parece que la fama de conformistas y poco reivindicativos de los gallegos no puede aplicarse a los informáticos :-). Podéis ver una exhaustiva compilación de fotos gentileza de Guillermo en Picasa.

Ahora queda esperar a ver si la voz que se ha elevado en la calle es oída por alguien en los despachos adecuados. Para entonces estaré ya de vuelta, pues hoy, día después, también es el día antes de mi regreso a casa. Hej då, Göteborg!

18 noviembre 2008

Incómoda anécdota en el autobús

Hoy he pasado probablemente uno de los momentos más incómodamente absurdos de toda mi vida. Con algo de perspectiva, no deja de ser una anécdota sin importancia, pero desde pequeña no puedo evitar sentir una rabia casi incontrolable cada vez que alguien, quien sea, duda de mí. Como no he sufrido ningún accidente que involucre rayos gamma, dicha rabia suele derivar rápidamente en decepción (si considero que la dubitativa persona debería conocerme lo suficiente como para no haber dudado) o en frustración (en caso contrario).

La dubitativa persona que protagoniza esta historia es una revisora de la compañía encargada de los transportes en la ciudad de Göteborg, Västtrafik. El sistema de pago, tanto en autobuses como en tranvías, confía en que el usuario abonará el viaje. Los conductores no cobran, de manera que antes de subir hay que estar en posesión de algún tipo de billete o bono, que se valida en las máquinas al efecto situadas en el interior del vehículo. Pero como quiera que ni en este paraíso nórdico la confianza puede ser ciega, de cuando en cuando revisores suben en una parada al azar, comprueban que los pasajeros lleven un ticket validado consigo, y bajan en la siguiente para proseguir con su ronda de inspecciones aleatorias.

Pues bien, los hechos que nos ocupan se desenvolvieron tal y como sigue: hoy por la tarde, de vuelta a la residencia, como cada día, me subí en el autobús por su puerta delantera. Se trataba, en concreto, de un autobús doble, de éstos con dos módulos unidos por un acordeón. Sin que yo me percatase de ello (y por lo visto después, ellos tampoco), dos revisores subieron inmediatamente detrás de mí. A la caza de un sitio libre, me dirigí hacia la parte de atrás y me senté. Empecé a rebuscar en el bolso para localizar el bono, de suerte que cuando lo encontré y levanté la vista, me topé con una sonriente revisora, esperando pacientemente a que le entregase el billete. Fue en ese preciso momento en el que reparé en que, en ese autobús, no había máquinas de validar billetes en el fondo, sino sólo en la cabecera, justo detrás del asiento del conductor.

De modo que, ete aquí que me encuentro con un billete sin validar en la mano y una revisora ante mí esperando a que se lo entregue. Por supuesto, con el objeto de no resultar ruda ni grosera, le di el bono, procediendo seguidamente a explicarle que estaba sin validar porque acababa de subirme al bus y que, por tanto, debía volver a la parte delantera para sellarlo en la máquina correspondiente. Tras unos segundos durante los que la mujer examinó las estampaciones previas (que se correspondían a esa misma mañana y al día de ayer, aproximadamente a la misma hora de la mañana y de la tarde, como es lógico y se corresponde con mi rutina diaria), irguió su vista hacia mí y me espetó un seco:

- Este billete está sin validar.
[Suspiro]
- Sí, ya le digo, acabo de subirme al bus y aún no he validado el billete en la máquina, tengo que ir allí a hacerlo.

Más silencio y más segundos. La mujer mira mi billete, me mira a mí, mira al billete de nuevo. En ese momento ya tengo claro que algo no funciona en su cabeza, por alguna razón que no alcanzo a comprender mi inglés no debe ser lo suficientemente bueno como para trasladarle una realidad tan simple: ¡que no me ha dado tiempo! En su propio mundo, sin embargo, la revisora cree haber dado con alguien intentando engañar al sistema, intentando eludir el pago, intentando evadir sus responsabilidades cívicas. A medida que transcurren más segundos comienzo a preguntarme si será capaz de intentar multarme, a pesar de que (o precisamente porque) tiene mi billete en su mano. Por fin, me mira de nuevo y esta vez pregunta:

- Where do you come from?

Tan estupefacta como patidifusa alcanzo a contestar:

-From Spain, do you want to see my passport?

en lugar de un merecido:

-What the hell does that matter?

Pero para entonces la mujer ha recuperado su dinamismo y mientras yo aún no salgo de mi asombro ella, con su ceja izquierda arqueada, me devuelve el bono y me señala la máquina:

-Tienes que pulsar el dos (el viaje de un adulto vale dos créditos)

Muchas gracias, señora revisora, como este bono está sin usar y claramente no lo he utilizado correctamente tantas veces como aparece marcado en su reverso, con sus días, sus horas y su tarifa correspondiente... En serio, ¿qué ha pasado por las neuronas de esta persona? ¡Por favor!

Para cuando fui hasta la máquina, estampé el billete y regresé a mi asiento, la pareja de revisores había abandonado el autobús.

Nota: No, los suecos no suben todos ellos al transporte público con sus bonos preparados en la mano, muchos también rebuscan en sus bolsos y bolsillos hasta encontrarlo y lo validan ¡minutos después! de haberse subido. Incluso hay quien ¡misteriorsamente! no valida nada desde que se sube hasta que se baja, pero no seré yo quien juzgue por qué... quizás algún día se topen con la revisora de la ceja arqueada y acierten a explicárselo a ella.

16 noviembre 2008

Göteborg cultural

El último fin de semana de esta estancia en Göteborg decidí dedicarlo a saldar una cuenta pendiente con la amplia oferta cultural de la ciudad. Por suerte, en mi cartera aún conservaba el pase anual que adquirí en mi visita al Stadsmuseum el pasado marzo, y de la lista de lugares a los que con ella aún podía acceder gratuitamente me decidí por el museo de arte (Konstmuseum) y el museo de historia natural (Naturhistoriska museum).

Los museos de arte, sobre todo los de arte contemporáneo, son lugares en los que siempre entro con cierto recelo. Como decía Forrest Gump acerca de la vida misma, son como una caja de bombones: nunca sabes lo que te va a tocar. Y es que tengo que reconocer que yo, en lo que al arte respecta, soy más bien anticuada. Anticuada en el sentido de que me fascinan, por ejemplo, esas inmensas pinturas renacentistas que ocupan una pared entera, en las que, independientemente del motivo, el sentido de la perspectiva y la composición necesarios para realizar semejante obra son ya de por sí dignos de admiración. O esos cuadros hiperrealistas, que casi parecen fotos. O los lienzos costumbristas, retratos, bodegones, paisajes... de la época que sean, del estilo que sean. El llamado "arte moderno" es otro cantar. Está claro que hoy en día casi nadie contrata a un pintor para hacerse un retrato, y muchas láminas de paisajes también son fotografías en lugar de pinturas. Con todo, para mí eso no justifica que un lienzo de 2x2 cubierto de morado con una mancha verde en el centro sea arte. Simplemente, es una concepción que no comparto.

En cualquier caso, el museo de arte de Göteborg no me defraudó. La mayoría de las obras que allí se exhiben datan de los siglos XVIII, XIX y principios del XX, perdominando los retratos y paisajes. También hay una amplia colección de preciosas esculturas en mármol y bronce. En el apartado de exposiciones itinerantes, excelente e impactante la selección de fotografías (en su mayoría en blanco y negro) de la mexicana Graciela Iturbide, y curiosa también la colección "Talking loud and saying something", en la que cuatro artistas diferentes se plantean el papel y la función del arte en la sociedad actual.

No obstante, no puedo negar que los museos de historia natural son una debilidad para mí, y como tal disfruté como una enana la segunda de mis excursiones. A pesar de ser el museo más antiguo de la ciudad, no hay duda de que sus contenidos y distribución han centrado la atención de sus responsables al máximo, consiguiendo convertirlo no sólo en una increíble compilación de saber sino en un lugar increíblemente didáctico. La cantidad de especímenes disecados que pueblan sus vitrinas, todas y cada una de ellas intentado recrear los hábitat correspondientes, es sencillamente sobrecogedora. Y no sólo eso, un ala entera dedicada exclusivamente a la geología también merece una mención especial, quizás también por ser la que incluye algunas actividades interactivas, la más llamativa de ellas una ruleta con diferentes minerales (todos ellos radioactivos) con un contador geiger al lado, realmente impactante.

En fin, y después del alimento para la psiquis, de vuelta a casa me he permitido disfrutar un último MM-Muffin, o lo que es lo mismo, uno de los mejores muffins que he probado hasta la fecha. La marca es el nombre de una cadena sueca de cafeterías que además elabora sus propios muffins, artesanalmente y con recetas originales que varían cada semana. Su éxito es tal, que además de cafeterías, también tiene pequeños locales de comprar para llevar. Si sois fans de este tipo de magdalenas y algún día visitáis estas tierras, no olvidéis probar alguno... ¡no os arrepentiréis!

12 noviembre 2008

Estocolmo

Mañana por la mañana temprano cogeré un tren sueco de alta velocidad para, en dos horas y tres cuartos plantarme en la capital del país, Estocolmo, y asistir a la decimocuarta Conferencia de Usuarios de Erlang (EUC'08). Desgraciadamente, la conferencia sólo dura una jornada, así que tan pronto termine me montaré en otro tren de regreso. Auguro, pues, poca oportunidad de ver la ciudad...

Actualización: Efectivamente, ya estoy de vuelta y con verdadera pena, pues lo poquísimo que pude ver me convence de que Estocolmo merece la pena ser visitada con calma... ¡en otra ocasión será!

08 noviembre 2008

19N: huelga de profesionales de la informática

Ha sido el tema de la semana, desde que el pasado miércoles el Colegio Profesional de Ingeniería en Informática de Andalucía publicaba en su web una entrada titulada "Desaparición de la Ingeniería en Informática". El título, el contenido y el tono del mensaje hizo saltar las alarmas rápidamente, y el enlace se propagó rápidamente por los canales habituales, potenciado por su aparición en Menéame e incluso en Facebook. Sin embargo, no se referenciaba fuente alguna para los datos que allí se exponían, por lo que la veracidad de las serias aseveraciones lanzadas era harto difícil de contrastar.

Las horas pasaban y, a medida que lo hacían, la inquietud entre la comunidad de estudiantes y profesionales de la informática iba en aumento. Mientras esperábamos alguna declaración o pronunciación al respecto de nuestro Colexio Profesional de Enxeñaría en Informática de Galicia, un compañero dedicó su tiempo y esfuerzo a redactar una muy pertinente serie de preguntas y respuestas, en un incomensurable intento de aclarar las cosas. El panorama no dejaba de ser desalentador, pero al menos el halo catastrofista había caído, en favor de la fiabilidad, la credibilidad y la rigurosidad.

Hoy sábado 8 de noviembre, el consejo de colegios profesionales de ingeniería informática, ha acordado prestar todo su apoyo a la convocatoria de huelga anunciada para el próximo miércoles 19 de noviembre, con el fin de demostrar el descontento y la grave preocupación de quienes integramos el sector de la informática profesional en nuestro país con respecto a los últimos acontecimientos que nos atañen, derivados de la imparable aplicación del proceso de Bolonia.

Así pues, si eres estudiante de algún ciclo de FP de informática, de una ingeniería (o ingeniería técnica) en informática, de un programa de grado, de máster o de doctorado en España, o si eres un profesional diplomado, licenciado o ingeniero en informática que ejerces o piensas ejercer en nuestro país, esto te atañe.

¿Por qué? Bueno, por si no quieres repasar toda la información que en los enlaces previos de esta entrada se recogen, he aquí un resumen de lo más destacado:

  • El Tratado de Bolonia, firmado por los ministros de educación de la UE, encaminado a "armonizar" los sistemas educativos de los países miembros y facilitar así la movilidad de estudiantes, docentes y profesionales, no establece, sin embargo, un "catálogo de titulaciones unificado". Al no existir un catálogo unificado de titulaciones, cada universidad tiene potestad para definir títulos, criterios y contenidos.
  • La UE aboga por el libre ejercicio de las profesiones, de manera que no apoya una regularización de las mismas que exija la posesión de un título para su ejercicio. En España, no obstante, muchas profesiones ya están reguladas por ley, estando su ejercicio, pues, restringido. Es por ello necesario (y obligado por ley) que el estado establezca los criterios y contenidos comunes mínimos para que los títulos universitarios habiliten para el ejercicio de dichas profesiones. Esto se lleva a cabo mediante las llamadas fichas de competencias.
  • En la ficha de competencias de la ingeniería en telecomunicaciones se han incluido "Internet, servicios, aplicaciones, (...) microprocesadores, arquitecturas de computadores (convencional, secuencial, paralela y multiprocesamiento), (...) servidores, redes, sistemas distribuidos, sistemas operativos, interfaces persona/computador, usabilidad, seguridad, bases de datos, sistemas de información, programación (fundamentos, métodos, lenguajes, en tiempo real, concurrente, distribuida y basada en eventos), software (tecnología, metodología, ingeniería), gestión del conocimiento, etc."
  • Al no ser la informática una profesión regulada en nuestro país, no se puede elaborar la ficha de competencias correspondiente.
  • Aunque las fichas de competencias no significan atribuciones profesionales, parece lógico pensar que puedan utilizarse como base para el establecimiento o ampliación de las mismas, sobre todo en profesiones reguladas que ya las tienen.

Por todo ello, la huelga informática del 19 de noviembre pretende:

  • Manifestar el rechazo de los afectados a la situación actual y a las oscuras perspectivas de futuro de nuestra profesión.
  • Extender la preocupación por la evolución de un sector socioeconómico de clara relevancia y creciente importancia, que lejos de encaminarse a la mejora y profesionalización, se diluye en la transversalidad de otras profesiones ya existentes.
  • Instar al gobierno a reconsiderar sus más recientes actuaciones y decisiones a este respecto, exhortándolo a tratar a la informática como lo que es y lo que merece.

Actualización: Parece ser que los ministerios involucrados están trabajando en encontrar una solución y que formularán una propuesta en las próximas 48 horas.

Nueva actualización: Tras el debate en el Senado, la comisión de Ciencia e Innovación insta al gobierno a tratar a la ingeniería en informática en los mismos términos que a las demás ingenierías (ni más, ni menos... ahora sólo queda esperar que no caiga en saco roto, al fin y al cabo, sólo se trata de que nos traten como a los demás).

05 noviembre 2008

¿Podríamos nosotros tener un Obama?

Prácticamente toda Europa ha amanecido hoy faltándole tiempo para coger el periódico, encender la televisión o la radio, o conectarse a internet para comprobar cuál había sido el resultado de las elecciones estadounidenses celebradas ayer. La gran mayoría de los titulares dejan entrever distintos grados de satisfacción por el desenlace, cuando no la proclaman abiertamente, de norte a sur, de este a oeste. Los comicios con mayor participación desde la ampliación del sufragio a las mujeres en 1920 (55 años después de que la decimoquinta enmienda permitiese votar a los antiguos esclavos), han determinado que el afroamericano Barack Obama sea el cuadragésimo cuarto presidente de su país.

Para ver los cambios que traerá consigo este cambio de jefe de estado, tanto dentro como fuera de sus fronteras, tendremos que esperar. Sin embargo, yo me pregunto (y no soy la única: lean, lean): ¿cuánto esperaremos para ver algo así en algún gobierno del viejo continente? ¿Podríamos nosotros, los europeos, en esa presunta superioridad civil y moral que complacientemente nos otorgamos cuando nos comparamos con los estadounidenses, tener nuestro propio Obama?

03 noviembre 2008

Toshiba Portégé R500

Mi primer portátil lo compré al apenas terminar la carrera, beneficiándome del programa de adquisición de portátiles que Universia y la UDC ponían a disposición de alumnos y personal propio, aprovechando que había decidido continuar mis estudios haciendo el doctorado. Era un Toshiba Satellite A50 con características modestas pero un gran rendimiento. Un buen compromiso, para mi presupuesto de entonces, entre un equipo no demasiado pesado (2'7 kg.) y una buena máquina (Intel Centrino a 1'5GHz con 512MB de RAM y 40GB de disco duro). Durante casi cinco años lo utilicé prácticamente a diario: como herramienta de trabajo y de ocio, ya fuese en la facultad, en casa o de viaje. Jamás tuve un solo problema con él.

Pero, por supuesto, el tiempo no pasa en vano, incluso cuando un producto sale tan bueno como ése. Un par de actualizaciones de RAM más tarde, algunos síntomas empezaron a aparecer. Sorprendentemente, lo primero en fallar no fue la batería (que después de todo ese tiempo aguantaba estoicamente más de hora y media) sino el conector RJ-45. No es que fuese una catástrofe, aún podía conectarme por WiFi (siempre que estuviera disponible). Pero finalmente, como era de esperar, la batería dejó de existir. Sin embargo... eso era todo. Está claro que conectividad y autonomía son las dos principales ventajas de un portátil frente a un sobremesa, pero creo firmemente que mi viejo Satellite seguirá siendo útil, aunque ya no a mí.

Llegado el momento de buscarle un reemplazo, sobre todo considerando la proximidad de la estancia en la que ahora mismo me encuentro inmersa aquí en Suecia, reconozco que no consideré seriamente por más de un par de minutos cualquier otra opción que no llevase el apellido Toshiba. Podría haber continuado en la línea Satellite, pero la proliferación de los portátiles ultraligeros se hizo demasiado tentadora. Fue así como salté a la línea Portégé, pero a la única rama de dicha familia no compuesta por tablet PCs (que para eso ya tengo el N810). Ahora, después de aproximadamente un mes de uso, puedo decir satisfecha que la decisión ha sido acertada.

Toshiba Portégé R500 No aburriré aquí enumerando las características técnicas de este Portégé R500. Únicamente es obligado mencionar su peso, inferior a 1 kg (sí, batería incluida) y su disco duro de estado sólido. Por lo demás, su reducido peso y dimensiones no eliminan ni una sola funcionalidad, pues sigue teniendo tantos puertos USB como su antecesor (3) y hasta grabadora. ¡Ah! Una última cosa, para contribuir a derribar viejos mitos que hoy en día ya no se sostienen: con (K)Ubuntu 8.04 absolutamente todo funciona a la perfección, sin esfuerzo, a la primera. Bueeeno, está bien. No todo. Un bug ya notificado hace meses impide utilizar sus capacidades bluetooth. Un día de estos tendré que actualizarme a la reciente versión 8.10 a ver si ya está arreglado ;-P.