31 diciembre 2008

Una mala noticia para despedir el año

Ojalá hubiese sido una inocentada, pero no lo fue. Me gustaría despedir el año de mejor manera, pero no puedo. Pues ya que los años nuevos empiezan siempre con una importante carga de buenos propósitos, y ya que no puedo desear cambiar el pasado, desearé que el 2009 despeje los cielos de un futuro profesional que se perfila muy poco halagüeño para los ingenieros e ingenieros técnicos en informática de nuestro país, sobre todo después de que el pasado viernes, el consejo de ministros ignorase por completo nuestras reivindicaciones y vapulease nuestras legítimas aspiraciones a ser tratados como el resto de ingenieros de otras profesiones, poniendo en marcha las reformas regulatorias pertinentes hasta del apuntador (si no véase la lista, que incluye por ejemplo -con todos los respetos, eso sí- a los topógrafos), pero no para nosotros.

¿Eres ingeniero [técnico] en informática? ¿Estudias para serlo? Pues ¡feliz despedida del 2008!

28 diciembre 2008

Y al final, hubo partido

Con el fantasma del intento de abandono de los rivales del año pasado planeando de seguro por más de una cabeza debido a los acontecimientos de los días previos al encuentro, el estadio de Riazor abrió ayer sus puertas para la celebración del cuarto partido oficial de la selección gallega masculina de fútbol desde su (re)formación en 2005. El rival inicial iba a ser Chile, pero a falta de apenas diez días para el encuentro, la federación sudamericana anunció que no se presentaría. Se encendieron entonces las alarmas, debido fundamentalmente al escaso margen de tiempo disponible para encontrar un sustituto, de manera que el evento (del que ya se habían vendido un buen número de entradas) no tuviera que ser cancelado. Durante los siguientes días se barajaron diferentes nombres, desde Bosnia a Euskadi pasando por Angola, pero finalmente fue la selección de Irán la que saltó al terreno de juego la noche de ayer.

La cita deportiva volvía a la ciudad herculina dos años después de su primera visita, rompiendo las esperanzas de quienes aguardaban ver a la selección irmandiña visitar al menos todas las capitales de provincia gallegas. Desgraciadamente, la excusa del aforo parecerá injustificada a la luz de los datos de entrada de ayer, que difícilmente informarán de unas gradas que apenas llegaron a ocuparse en un 50%. Como novedad, además, la selección femenina no jugó antes del partido de sus compañeros, como venía siendo habitual, sino que lo hará hoy en Pasarón ante las islas Baleares. El pronóstico meteorológico no parece acompañar a las chicas futboleras, y si el tiempo no es benévolo, habrá que ver cuántos aficionados las arropan en la capital pontevedresa esta noche. La idea de separar ambos partidos en dos días y dos ciudades diferentes, a modo casi de "premio de consolación" para lugares con campos de un menor número de asientos puede parecer salomónica, pero me temo no será demasiado afortunada.

Galicia 3 - Irán 2Sea como fuere, ni un menor número de hinchas que en ocasiones previas ni el frío fueron capaces de menguar el ánimo de los jugadores, enfrentados a un bloque que, evidentemente, tenía muchas más horas de rodaje en equipo que ellos. Pese a ser un amistoso, el juego fue algo más bruto que en citas anteriores, aunque el resultado volvió a favorecer a los locales, de modo que la selección gallega puede, por cuarto año consecutivo, decirse invicta.

23 diciembre 2008

Bo Nadal!

Esta bloguera desea a las pocas personas que la leen, a todas esas que no lo hacen, e incluso a todas aquéllas que ni siquiera la conocen, unas felices fiestas invernales y un año nuevo 2009 que nos haga a todos un poquito mejor personas, que ello nos traiga la satisfacción personal y la felicidad de quienes nos rodean.

22 diciembre 2008

Sin fortuna en el juego...

Sorteo de Navidad 2008

... un año más. Y eso que esta vez apostábamos por un número especial, no sólo por tener significado, sino por la cantidad de gente a la que habíamos salpicado con pizquitas de él. Pues resulta que, cuando hace unos días escribía que el 28118 era el número que la lotería de la vida nos había dictado jugar, lo decía totalmente en serio. Sin embargo, parece que tiene razón el refrán que dice "afortunado en el juego, desafortunado en amores..." ;-)

Conseguir el número deseado para un sorteo en concreto (no tiene por qué ser para el sorteo de Navidad exclusivamente) es muchísimo más fácil de lo que parece. En el sitio web del Ministerio de Economía y Hacienda tienen una página donde se puede localizar el número predilecto, seleccionando el día de sorteo que nos interesa y obteniendo al cabo de unos instantes la lista de administraciones (con dirección y número de teléfono) que lo venden. En mi caso, sólo tuve que llamar a la primera de la lista (la administración número 1 de Vegadeo, en Asturias) y ellos mismos se ofrecieron muy amablemente a enviarme el billete por correo certificado (y no era la primera vez que lo hacían). Yo sólo tuve que hacerles una transferencia por el valor de los décimos más los gastos del envío, y en escasos días estaban en mi poder.

Desgraciadamente, las participaciones que repartimos llevan hoy consigo sólo salud y ningún montante de eurillos que tan bien hubiera venido en estos tiempos. Y aunque nos hubiera alegrado mucho llevar la suerte a diestro y siniestro, que no haya sido así no significará, ni mucho menos, que dicha fecha vaya a ser menos especial para nosotros. Al fin y al cabo, ¡ese día fundamos nuestro propio club...!

18 diciembre 2008

El socialismo bien entendido...

... empieza por uno mismo. Bueno, en realidad lo que dice el refrán original nadie lo recuerda ya, pues esta frase ha sido aplicada a tantas cosas (libertad, respeto, dignidad, amor, humor) que sería difícil discernir cuál fue la primera. Precisamente, otra de las cosas que parece ir diluyéndose con el paso del tiempo es la significación de términos políticos como, sin ir más lejos, "socialismo". La propia Wikipedia nos advierte de que son muchos y diversos los grupos que se autoasignan esta etiqueta, entre los cuales pueden encontrarse importantes diferencias, si bien su trasfondo común debería mantener en su punto de mira los principios de solidaridad y construcción de una sociedad igualitaria cuya economía, en particular, sirva a los intereses de la población en general antes que a colectivos específicos.

Personalmente, simpatizo profundamente con estos principios. Me resulta no sólo natural sino justo y correcto perseguir que la convivencia social se rija por los principios del control democrático, ya no sólo en sus estructuras de gobierno sino en sus servicios y fuentes de riqueza, con el bien común y la igualdad como criterios elementales de decisión. Me declaro abiertamente una persona de izquierdas, con convicciones que recuerdo presentes en mí mucho antes de que tuviese el necesario uso de razón para reconocerlas en movimientos como el ecologismo, el feminismo, el pacifismo...

Dicho esto, el motivo de este post no tiene sin embargo nada que ver con ninguno de los temas políticos del momento: el anuncio realizado hoy sobre la fecha de los próximos comicios autonómicos, la polémica con respecto a los Presupuestos Generales del Estado para el año próximo u otros temas con olor a rancio que se resisten a ser zanjados como procede. El doble motivo de esta entrada es el siguiente:

Quizás un par aspectos a revisar en la tan necesaria asignatura troncal de ética (recientemente solapada por Educación para la Ciudadanía) serían: "La equidad del gobernante: cómo dar al César lo que es del César" y "No-manipulación del prójimo: cómo vencer la tentación".

P.S. Si te mueves por A Coruña y alrededores, ¡espero verte esta tarde a las 20:00 en el Obelisco, en la concentración reivindicativa amenizada con clase de redes impartida por Víctor Carneiro!

16 diciembre 2008

Leyenda urbana sobre el azúcar

Hace algunas semanas me contaron una de esas historias que, en cuanto se oyen, se sospecha que son un mito urbano. He navegado y navegado por la red y no he podido confirmar que no lo sea, así que en tal calidad la comparto aquí. Si algún lector o lectora tiene datos que puedan arrojar algo de luz, ya sea sobre la increíble veracidad de la leyenda o, al contrario, sobre el origen de la misma, serán siempre bienvenidos.

A nadie resultan desconocidos los azucarillos. Esos pequeños paquetitos de azúcar, en sus múltiples presentaciones, están presentes en la barra de todo bar, en las mesas de cualquier cafetería. A veces en forma de terrón (uno, o en ocasiones dos), o ya desgranado dentro de su bolsita, cuadrada o con forma tubular. ¿Nunca se han preguntado cuándo o gracias a quién el azúcar empezó a ofrecerse de esta guisa?

Resulta curioso averiguar que no fue hasta casi mediados del siglo XIX cuando el checo Jakub Kryštof Rad, dueño de una fábrica de azúcar en el pueblecito de Dačide, en la Bohemia del sur, tuvo la idea de cortar el azúcar antes de venderlo. Hasta ese momento, el azúcar se distribuía en grandes piedras, que eran cortadas en el momento de la compra según las necesidades del cliente. Pero después de que su mujer tuviese un accidente y se cortase mientras despachaba cierta cantidad del dulce material, su esposo decidió terminar con el problema de raíz. Corría el año 1841, y sólo dos años más tarde, en 1843, ya se producían en su fábrica pequeños terrones de azúcar. Algún tiempo después, en 1870, el alemán Eugen Lancen patentó su propia manera de elaborar terrones de azúcar, que sería finalmente la que se difundiría mundialmente gracias a ser adquirida por Sir Henry Tate en 1872, y puesta en práctica en su exitosa factoría inglesa.

Hasta aquí, los hechos históricos. A partir de ahí, se dice que quien ideó la última y más reciente presentación de las pequeñas dosis individuales de azúcar, en sobrecitos tubulares, no consiguió el mismo grado de satisfacción que sus predecesores. Es más, hay quien asegura que fue tal su frustración cuando comprobó que la sociedad tomaba su revolucionario invento precisamente como una simple nueva forma de envasado, que decidió acabar con su vida. Si te estás preguntando por qué, probablemente tú también seas de quienes coge esos tubitos rellenos de endulzante materia, los agita por un extremo, los rompe y los vierte. Enhorabuena, si la leyenda no fuese leyenda, habrías contribuido sin duda a la depresión y suicidio de su inventor, cuya intención era que dichos tubos se tomasen con las dos manos y, sin más preámbulo, se quebrasen por su parte central. La forma alargada del paquete y la masa del propio contenido consiguen que el envoltorio se quiebre sin esfuerzo alguno.

Lo bueno que tienen los mitos es que son inofensivos, así que con la conciencia tranquila no duden en compartir esta historia con la próxima persona con quien compartan un café. Eso sí... por favor, abran apropiadamente los azucarillos, aunque sea en memoria de quien así lo habría querido ;-).

15 diciembre 2008

Babosa, nuestra nueva mascota

Antes de que nadie se escandalice o asquee, déjenme matizar que esta nueva "mascota invertebrada" que calvaris y yo hemos adoptado no es... lo que se dice un ser vivo. Se trata en realidad de un pequeño aparatito de nombre NSLU2 y apodado popularmente babosa (del inglés, slug).

NSLU2 Cansados del sordo ruido (a pesar de dos ventiladores silenciosos) del equipo que teníamos conectado a internet 24/7, y con la conciencia incordiando por lo que a todas luces era un derroche en el consumo de energía eléctrica, casi de casualidad descubrimos la existencia de estos cacharrillos. Su modesto hardware (CPU de 266MHz, 32 MB de memoria RAM, con únicamente 2 puertos USB y uno RJ-45) los hace al mismo tiempo no sólo tremendamente eficientes (consumen apenas 9 watios por hora 8 vatios), sino muy baratos (51 €, gastos de envío incluidos). No es de extrañar, pues, que estén haciendo furor, pues sus aplicaciones son múltiples (desde un simple servidor de disco o de impresión en red, a un centro multimedia o de descargas), como múltiples son los sitios web íntegramente dedicados a sacar el máximo partido a estas babosas. El nuestro, tras un par de horitas para la instalación de Debian, y configuración de servicios ssh, ftp, samba, torrent y emule, ya ha condenado al punto limpio al viejo y polvoriento pentium, dejando en su lugar vacío y silencio (y consumiendo menos que cualquiera de las bombillas de bajo consumo que tenemos en casa).

Y tú, ¿todavía no tienes mascota?

Actualización: Debido a las diferentes peticiones de más información recibidas, dejo aquí los enlaces a la web del fabricante y al sitio de referencia para usar Linux en estos aparatillos.

14 diciembre 2008

EDUROAM

Los últimos cuatro días los he pasado en Madrid, asistiendo, en la UPM, al congreso ServiceWave'08. Como suele ser habitual en este tipo de eventos, la organización había habilitado una red wifi KNetworkManager: Eduroam para que los asistentes pudieran acceder a Internet durante la jornada, aunque ciertos problemas técnicos (en los que no ahondaré aquí -¿he mencionado que lo organizaba la escuela de ingenieros en telecomunicaciones? }:-)-) impidieron en la práctica que muchos de los asistentes pudieran, en efecto, conectarse.

Por suerte, la UPM, como muchas otras universidades españolas (entre ellas la UDC) y europeas, forma parte de la iniciativa Eduroam, un proyecto de conectividad global para estudiantes e investigadores, que pretende unificar los sistemas de acceso a la red para los usuarios de sus instituciones asociadas, de suerte que, de manera transparente y cómoda, puedan utilizar las credenciales de su lugar de origen en cualquiera de las sedes de los demás participantes en el programa.

En caso de que a alguien pueda resultarle de interés, sigue a continuación los detalles de cómo configurar el acceso a la red Eduroam:

KNetworkManager: configuración Eduroam
  1. El nombre de la red, que será siempre visible, es eduroam.
  2. El tipo de cifrado es WPA empresarial.
  3. El método EAP es TTLS.
  4. La segunda fase de autenticación, utiliza PEAP.
  5. Como par usuario/contraseña (y usuario anónimo), se especificarán los indicados por la institución a la que se pertenece (en mi caso, la UDC).
  6. La versión del cifrado WPA utilizado es WPA2.
  7. El protocolo utilizado para el cifrado es TKIP.
  8. Y, finalmente, deberemos indicar el certificado de autoridad, cuyas funciones hará también el de nuestra entidad de origen.
KNetworkManager: conectado a Eduroam

Et voilà!

09 diciembre 2008

Die Welle (La Ola)

Será cosa del frío que ha estado haciendo estos días, pero el caso es que últimamente nuestro ratio de visitas al cine se ha incrementado notablemente. Gracias a eso traigo una nueva sugerencia para quien quiera recogerla: se trata de la producción alemana Die Welle ("La Ola") inspirada, más que basada, en un hecho real.

El filme narra cómo la vida en un instituto alemán se ve alterada, en menos de una semana, a raíz de un ejercicio propuesto a los alumnos de una clase por parte de uno de sus profesores. Con la intención de explicarles cómo surgen los movimientos reaccionarios y dictatoriales, por qué recalan en la gente y llegan a tener tanta fuerza y poder, el maestro se involucra con su clase en una serie de iniciativas que muy pronto se descontrolan y derivan en nefastas consecuencias.

Aunque con significativas diferencias (fundamentalmente, la mayoría de las licencias dramáticas de la película), lo que se relata ocurrió en un centro de secundaria de California en 1967, en un experimento que su impulsor dió en llamar "La Tercera Ola". Aunque hay cierta controversia que rodea al caso (sorprende que en ningún sitio se llegasen a recoger declaraciones de los alumnos participantes, de modo que la información proviene sólo del informe y posterior libro del docente), no son pocos los experimentos de este estilo que han alcanzado fama por sus desastrosos resultados.

Para el lector o visitante curioso, recomiendo una visita a la página de la Wikipedia dedicada, por ejemplo, al experimento de Milgram (sobre la obediencia a órdenes moralmente cuestionables), el experimento de Asch (sobre el poder del grupo para influenciar la opinión propia) o al experimento de la cárcel (sobre la cautividad humana). Precisamente este último, para el que no fueron necesarios excesivos añadidos ficticios -pues ya en la realidad violó la mayoría de los límites éticos-, ha sido llevado también a la gran pantalla en otra producción, germana de nuevo, titulada "Das Experiment" ("El Experimento").

04 diciembre 2008

Matrimonio civil how-to

Ni qué decir tiene que desde el pasado viernes hemos recibido numerosas felicitaciones, muestras de cariño y buenos deseos, todos ellos edulcorados con generosas dosis de sorpresa que las han dotado de un sabor muy entrañable. Aprovecharé este post para dar las gracias, una vez más y públicamente, y al mismo tiempo para intentar responder a la pregunta que mucha gente se ha planteado a raíz de nuestro enlace: ¿cómo han sido capaces de casarse sin que (casi) nadie lo supiese?

La respuesta es rápida y sencilla, pues realmente sencillos y (más o menos) rápidos son los pasos que hay que seguir para contraer matrimonio civil (al menos en A Coruña, pero dudo mucho de que el proceso sea diametralmente diferente en cualquier otra localidad gallega o española). He aquí, pues, para información de quienes puedan estar interesados, la secuencia de pasos a seguir:

  1. Conseguir los certificados literales de nacimiento. De los documentos necesarios, el que tiene potencial para dar mínimamente la lata es el certificado de nacimiento. Es necesaria una certificación literal (es decir, no valen fotocopias, hay que presentar la copia expedida y sellada por el registro correspondiente), donde debe constar además que la finalidad para la que se emite el duplicado es, precisamente, la celebración del matrimonio. La antigüedad del certificado no puede ser mayor a 3 meses, de modo que desde la fecha en que lo consigamos tendremos 90 días para completar el resto de pasos. Si los contrayentes residen en la misma ciudad en la que nacieron, la obtención de este certificado es inmediata. Basta con acudir al registro civil correspondiente, y en un momento lo tendremos en nuestro poder (su expedición es gratuita). De no ser el caso, para contrayentes nacidos en aquellas provincias cuyo registro civil haya sido informatizado, también puede solicitarse por internet en la página del Ministerio de Justicia, salvo que las competencias correspondientes estén traspasadas a la comunidad autónoma (como por ejemplo el País Vasco, donde el proceso puede realizarse también online, pero en este caso desde la web de la Administración de Justicia del País Vasco). Siguiendo esta vía, recibiremos el certificado por correo ordinario en la dirección que indiquemos en un plazo que puede oscilar entre cinco y quince días.
  2. Certificados de empadronamiento. Generalmente será necesario que al menos uno de los futuros cónyuges esté empadronado en la ciudad en la que se pretende contraer matrimonio. En el caso de A Coruña, si la residencia en la ciudad de algún miembro de la pareja es superior a dos años, no necesitará un certificado, sino un simple volante de empadronamiento. El volante de empadronamiento se puede solicitar en el ayuntamiento, donde lo expiden gratuitamente en el momento, o bien en su sitio web, recibiéndolo en el domicilio correspondiente al cabo de unos días (o descargándolo, en caso de poseer un certificado de usuario de la FNMT). El contrayente que no lleve al menos dos años residiendo en A Coruña (o que tenga su residencia en otro municipio), deberá presentar un certificado de empadronamiento, cuya expedición suele tardar unos diez días y cuyo coste ronda los 10€, solicitándose y recogiéndose en las oficinas del ayuntamiento correspondiente.
  3. Fotocopias de los DNIs. Por supuesto, el día que se acuda al registro civil a presentar la documentación, habrá que ir provistos también de los originales.

Una vez reunida la documentación anterior, nos presentaremos en el registro civil. Allí se rellenarán varios impresos de solicitud que, junto con los mencionados certificados y fotocopias, darán lugar a la apertura del expediente. En ese momento, se fijará una fecha y una hora (generalmente al cabo de unos pocos días, dependiendo de la carga de trabajo del propio registro civil) para la entrevista con el juez, a la que deberán acudir dos testigos, además de la pareja (todos con sus DNIs en regla). Dicha entrevista es un breve encuentro que, uno por uno y de forma individual, cada futuro cónyuge y cada testigo mantendrá en privado con el juez que celebrará el enlace, de forma que éste pueda asegurarse de que el matrimonio se realiza de manera informada y voluntaria. Tras la entrevista (que dura apenas unos minutos) y el visto bueno del juez, los interesados indicarán la fecha en la que desean contraer matrimonio que, en el caso del registro civil de A Coruña, podrá ser cualquier martes o viernes no festivo, en horario de mañana, en el plazo de un año.

El día designado, futuros esposos y testigos deben acudir a la sala de bodas del registro civil, donde se levantará acta de su presencia y aguardarán a ser llamados ante el juez. Dependiendo del aforo de la sala habilitada al efecto, podrán acompañarles los amigos y familiares que estimen oportuno, que cabrán sin problemas hasta un número de veinticinco personas aproximadamente. La ceremonia en sí será breve, pues se reduce a la lectura de los artículos 66, 67 y 68 del código civil, a la solicitud del consentimiento de cada contrayente tras interrogación del juez (seguido de unos instantes por si se quiere realizar un intercambio de alianzas o similar), y la posterior firma del acta por los novios y los dos testigos (con permiso para la realización de fotografías), la rúbrica del secretario judicial, y la entrega del libro de familia.

Por supuesto, a todo lo anterior se añaden modificaciones, por ejemplo, si el estado civil previo de los contrayentes no es la soltería, o si su nacionalidad no es española. Para información exhaustiva al respecto, puede consultarse la web del ayuntamiento, donde también se explica qué trámites adicionales deben realizarse para celebrar la ceremonia en el propio ayuntamiento.

03 diciembre 2008

Parejas de hecho vs. matrimonio

Los tiempos han cambiado. Lo que hace unas pocas décadas era considerado incluso delito (el amancebamiento se despenalizó en España el 19 de febrero de 1978) es hoy una forma de convivencia cada vez más común. Afortunadamente, las leyes han seguido evolucionando desde entonces, en este caso muy a tono con la sociedad.

Es por ello que la ley 10/2007 de 28 de junio, de reforma de la disposición adicional tercera de la ley 2/2006, de 14 de junio, de derecho civil de Galicia, establece que:

Para los efectos de aplicación [...] (de la ley de derecho civil de Galicia), se equiparan al matrimonio las relaciones maritales mantenidas con intención o vocación de permanencia, con lo que se extienden a los miembros de la pareja los derechos y las obligaciones que [...] se les reconoce a los cónyuges.

Es decir, hoy por hoy las conocidas como parejas de hecho y los matrimonios son prácticamente iguales en derechos y deberes, incluyendo pensiones compensatorias en caso de ruptura (y generación de situación desfavorable para alguna de las partes) o de viudedad, e incluso herencias. Para ello, aunque no es estrictamente necesario, sí es muy recomendable que la pareja se inscriba en el registro autonómico de parejas de hecho (código de búsqueda: PR212A). El requisito clave para ello suele ser la acreditación de convivencia durante un período variable (generalmente uno o dos años, pero en algunas comunidades pueden ser incluso cinco), mediante la presentación de un certificado del padrón municipal.

Así pues, en la práctica son únicamente dos los puntos concretos que diferencian estas dos variantes de unión:

  • Adopción: aunque la adopción nacional tampoco establece diferencias entre matrimonios y parejas de hecho, son muchos los países extranjeros que sólo permiten la adopción a matrimonios o mujeres solteras.
  • Hacienda: de cara a la declaración anual del IRPF, sólo pueden tributar de manera conjunta, en caso de desearlo, los matrimonios (independientemente de su régimen económico), pero no las parejas de hecho.

En nuestro caso, lo que nos hizo decantarnos por el enlace civil en lugar de la unión de hecho no fue ninguna de las anteriores. No estamos pensando en adoptar retoños (¡ni en tenerlos!) a corto plazo, y las simulaciones de la declaración de la renta del ejercicio pasado parecían ser más favorables por separado. Por supuesto, lo anterior es susceptible de cambiar, pero la única "excusa" real para querer un libro de familia, si tuviésemos que dar alguna, sería una sencilla mezcla de comodidad y romanticismo...

01 diciembre 2008

The Mist (La niebla)

Hoy, en una conversación que no viene al caso, he recordado esta genial película que tuve la ocasión de ver hace algunas semanas. En la historia de este blog se han publicado entradas que recomendaban restaurantes, ciudades... pero en cuanto a libros o películas no me he proliferado tanto. No puede decirse que haya elegido un mal candidato para cambiar esa tendencia.

"The mist" ("La niebla") es una película basada en una novela corta de idéntico nombre escrita por Stephen King. Descubrí a este escritor norteamericano en plena adolescencia, y siempre he sido fan del terror psicológico que, con maestría sublime, maneja en sus libros. Dispar opinión me merecen, por el contrario, las adaptaciones cinematográficas de parte de su obra.

Nadie va a cuestionar a estas alturas grandes películas como "The shining" ("El resplandor"), por ejemplo, pero personalmente me decepcionó mucho, sin ir más lejos, "La habitación 1408". Creo que Stephen King cuenta dos grandes tipos de historias. En la primera categoría entran las narraciones de protagonista único y solitario. Estos relatos son mucho más difíciles de trasladar a una pantalla que los de la segunda categoría, las narraciones donde se juega con un grupo de protagonistas. Mientras que éstas se prestan mejor a ser plasmadas para el cine o la televisión, donde el espectador puede observarlas tomando parte en ellas como mero observador, para el éxito de las primeras es esencial la lectura, pues sólo mediante la interiorización de los pensamientos y sentimientos las más de las veces no verbalizados, consigue el escritor transmitir el tipo de terror que le ha dado la fama.

Afortunadamente, "The mist" ("La niebla") entra en el segundo grupo, y el resultado de su conversión es un excelente metraje que nos trae quizás otra historia más de disección del comportamiento de diferentes estereotipos humanos ante una situación límite, pero definitivamente una que, en mi opinión, merece ser vista.