10 mayo 2010

Problema con Acrobat Reader en Debian

FYI, parece que estos días el paquete acroread-debian-files en debian provoca cierto problema de solución simple pero totalmente sucia. Por alguna razón, el número de versión está hardcoded en el fichero /usr/lib/Adobe/Reader9/Reader/AcroVersion, lo que hace que las actualizaciones sobre dicha versión dejen una instalación no funcional. Los síntomas son, al lanzar el programa desde consola:
$ acroread ERROR: Cannot find installation directory.
o, al cargar un fichero PDF en Firefox/Iceweasel:
Could not launch Adobe Reader 9.3. Please make sure it exists in PATH variable in the environment. If the problem persists, please reinstall the application.
El problema está en que el script /usr/lib/Adobe/Reader9/bin/acroread-en utiliza un número de versión también hardcoded, y la inconsistencia puede aparecer al actualizar de una versión 9.X a otra. El "parche" más rápido, de momento, pasa por sincronizar ambos a mano editando el segundo fichero.

08 mayo 2010

FireGPG

Todas las personas que tenemos varias cuentas de correo (para diferentes finalidades -profesional, personal-) y, más aún, que nos movemos entre diferentes ubicaciones en las que usamos distintas estaciones de trabajo, nos enfrentamos en algún momento al dilema que he dado en llamar del escritorio nómada. Cuando la cantidad de tiempo que se pasa ante cada equipo deja de ser despreciable o, dicho de otro modo, cuando la comodidad en todo momento es elemento imprescindible para un buen rendimiento, hay que ponerle alguna solución.

Dejando de lado la opción de llevar un portátil con nosotros a cada una de las ubicaciones de interés, el remedio más inmediato pasa por unificar tanto el escritorio como las aplicaciones que se usan en él. Eso, combinado con alguna herramienta estilo Unison, que nos permita sincronizar cómodamente ficheros de configuración y demás, puede resolver el problema. En efecto, ésta ha sido la solución que más he venido aplicando los últimos años.

Sin embargo, será que con la edad me hago cada vez más cómoda, pero últimamente este sistema se me estaba haciendo tedioso. Hago referencia, en particular, al caso del correo electrónico. Desde que di de alta mi primera cuenta de email, hará cosa de una docenita de años, he pasado por una serie de etapas: primero, el webmail. Después de mucho tiempo, me pasé a Thunderbird (con algún escarceo intermedio con mutt). A éste le sustituyó KMail (Kontact, para ser exacta) que, desde hace unos meses, he alternado con Evolution. Cada etapa tuvo sus ventajas y sus inconvenientes, como muestra el hecho de que esta semana he cerrado el círculo y he vuelto al webmail...

... lo que me trae de cabeza al motivo de este post. Después de que las similitudes entre la interfaz web y las aplicaciones de correo de escritorio se hayan reducido al mínimo (sobre todo con la incorporación a GMail Labs de la posibilidad de anidar etiquetas, al estilo de carpetas/subcarpetas), uno de los pocos dilemas que permanecen es el cifrado y firma de mensajes. Para quienes se enfrenten a esta misma tesitura, pongo en su conocimiento la existencia de un muy útil plugin para Firefox: FireGPG. Su instalación y funcionamiento es elemental (habida cuenta de que requiere de la presencia de GnuPG instalado, configurado y funcionando): simplemente examina nuestros correos en búsqueda de las marcas que encierran bloques de texto cifrados o firmados, y se encarga de invocar a gnupg automáticamente. En caso de que nuestra contraseña maestra sea requerida, un amable pop-up nos la solicitará. Sencillo y efectivo, puedo decir que funciona perfectamente.